Nuevo Fibractive FOS 60
Nuevo Fibractive FOS 60, la fibra vegetal dulce 100% soluble
7 marzo, 2018
blanco-sacos-de-25-kg-en-papel
Saco de papel 25kg
16 marzo, 2018

En este  hacemos un poco de historia sobre las recomendaciones de consumo de azúcar existentes en la actualidad y cuáles son los datos de ingesta en nuestro país. La lista de recomendaciones recoge una selección de las más relevantes por su interés en el contexto mundial, europeo y español. Os las contamos por orden cronológico.

“Dieta, nutrición y prevención de enfermedades crónicas” OMS, 2003

Un informe de la OMS de 2003 titulado “Dieta, nutrición y prevención de enfermedades crónicas” estableció que la cantidad de calorías vía carbohidratos debía ser de entre un 55% y un 75% del total. Sobre los azúcares libres estableció que el consumo de éstos debería ser inferior al 10% de la energía total. Es importante reseñar que la recomendación se hacía para azúcares libres, pues es frecuente oir hablar indistintamente de azúcares libres y azúcares totales, términos conceptualmente diferentes. Así, el  término “azúcares libres” fue definido por la OMS en este informe de 2003 como el referido a “todos los mono y disacáridos añadidos a los alimentos por el fabricante, cocinero o el consumidor más los azúcares naturalmente presentes en la miel, en los siropes (jarabes) y en los zumos de frutas”.

“Opinión sobre Ingesta de Referencia de Carbohidratos” EFSA, 2010

La EFSA es la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria y Nutrición que tiene su sede en Parma (Italia). Su misión consiste en asesorar sobre los riesgos alimentarios existentes y emergentes y su análisis se aplica en la legislación y las políticas europeas. Sus tareas comprenden la recopilación de datos y conocimientos científicos, el asesoramiento científico independiente y actualizado sobre cuestiones de seguridad alimentaria, la  divulgación científica, la cooperación  con los países de la UE, los organismos internacionales y otras partes interesadas y el fomento de la confianza en el sistema de seguridad alimentaria de la UE.

Esta organización publicó en 2010 una “Opinión sobre Ingesta de Referencia de Carbohidratos”. Dicho informe estableció una recomendación de consumo de los carbohidratos en general, que debían oscilar entre un 45 y un 60% del total de la dieta, tanto para adultos como para niños, y un consumo de fibra dietética diaria de 25 g al día. Sin embargo, y en particular sobre los azúcares, la EFSA determinó que con el nivel de evidencia existente no era posible determinar un umbral de ingesta para prevenir patologías como la obesidad.

En 2017 la EFSA anunció que tenía previsto llevar a cabo un nuevo estudio en relación con la recomendación sobre “azúcares añadidos” cuyo informe será emitido en 2020. En estos días está abierta una consulta pública a tal efecto.

“Recomendación: ingesta de azúcares para adultos y niños”, OMS, 2015

La OMS publicó en 2015 un nuevo informe sobre “Recomendaciones de ingesta de azúcares para adultos y niños” en el que estableció una recomendación de ingesta de azúcares libres inferior al 10% del total de la energía consumida. El informe indicaba también una reducción adicional por debajo del 5%.

Esta segunda recomendación fue calificada en el propio informe como “condicional”. Sobre este aspecto, en el mismo documento, la OMS aclara: “Las recomendaciones condicionales se realizan cuando existe menos certeza sobre el equilibrio entre el beneficio y el daño o las desventajas de implementar dichas recomendaciones. Esto significa que la acción política requerirá de un debate sustancial y supondrá la implicación de varios grupos de interés para ser trasladada a la acción”.

Datos de consumo en España

Un estudio publicado recientemente en la revista Nutrients titulado “Consumo de nutrientes (adultos) a partir de encuestas nacionales dietéticas de las poblaciones europeas” confirmaba la inexistencia de datos de consumo de azúcar en nuestro país.

A falta de datos oficiales de la AECOAN, el estudio ANIBES, publicado el 12 de junio de 2015, también en la revista Nutrients, arroja por primera vez en nuestro país datos de consumo tanto de azúcares añadidos como totales.

Por su importancia, reproducimos la parte correspondiente a “materiales y metodología” que publicó la revista de la Federación Española de Nutrición (número 15). En ella se dice lo siguiente:

“El diseño, protocolo y metodología del estudio científico ANIBES han sido previamente descritos en detalle en Ruiz E. et al, 2015 y Varela-Moreiras G. et al, 2015.

Además, la distribución del total de macronutrientes y las fuentes alimentarias en la población española dentro del estudio científico ANIBES también han sido descritos en detalle en Ruiz E. et al, 2016.

Una vez procesados los datos y calculada la energía y nutrientes, se realizó una estimación de la proporción de azúcares intrínsecos y añadidos mediante la información aportada en el etiquetado de los productos según su marca con respecto a los azúcares totales, que se obtuvieron a través de las tablas de composición de alimentos.

  • Alimentos y bebidas con azúcares intrínsecos: Para clasificar y cuantificar los alimentos y bebidas sin azúcares añadidos (azúcares intrínsecos) se tuvieron en cuenta aquellos alimentos frescos y sin procesar que no llevaban etiquetado ni otros ingredientes añadidos. En este grupo se incluyen la mayoría de los alimentos frescos, como las frutas, las verduras y hortalizas, las carnes o los pescados y mariscos, entre otros.
  • Alimentos y bebidas con azúcares añadidos: En este grupo se incluyeron todos aquellos alimentos y bebidas en cuyo etiquetado en la lista de ingredientes indicaba la inclusión de algún tipo de azúcar.

 

El contenido de azúcares fue calculado en base al contenido de cada uno de los ingredientes del producto declarado en el etiquetado y teniendo en cuenta su composición nutricional a través de las tablas de composición de alimentos. El contenido de azúcares añadidos fue calculado a partir de la información del total de azúcares que aparece en la declaración nutricional en aquellos alimentos y bebidas que no tenían azúcares intrínsecos. En el caso de aquellos que sí tenían azúcares intrínsecos, los azúcares añadidos se calcularon teniendo en cuenta la diferencia entre el azúcar declarado en la información nutricional y el calculado de azúcares intrínsecos obtenidos a partir de la declaración nutricional.

Por su parte, los azúcares intrínsecos se calculaban a partir de la declaración de azúcares totales en las tablas de composición de alimentos.

Principales resultados Estudio Anibes

La mediana de ingesta de azúcares totales en la población española participante en el estudio científico ANIBES fue de 71,5 g/día (76,3 g/día de media), lo que supone un 17,0 % de la ingesta total de la energía.

En lo que respecta a los azúcares intrínsecos, su mediana de consumo fue de 38,3 g/día (42,4 g/día de media), contribuyendo a la energía total un 9,6 %.

Por su parte, la mediana de ingesta de azúcares añadidos fue de 28,8 g/día (33,9 g/día de media), suponiendo el 7,3 % de la energía total.

Los hombres, en todos los grupos de edad, tuvieron una ingesta total de azúcares intrínsecos y añadidos (g/día) mayor que las mujeres, aunque en lo que respecta a su contribución a la ingesta de energía total, el mayor porcentaje correspondía a las mujeres.

Se observaron disparidades en el consumo de azúcares añadidos y diferencias notables al considerar su contribución al porcentaje de energía total, mayor en el grupo de los niños y adolescentes (9,8 % – 10,0 % respectivamente) en comparación con el grupo de los mayores (5,1 % de la energía total).

Por el contrario, en cuanto a los azúcares intrínsecos, se observó una contribución a la energía total mayor en edades más avanzadas, suponiendo el 13,0 % de la energía total en la población de 65-75 años y aproximadamente un 7,6 %de la energía total en el grupo de adolescentes (13-17 años).

Entre los datos más significativos cabe destacar que la ingesta media total de azúcar es de 71.5 g al día, equivalente al 17% del valor calórico total.

Segmentando por tipología de azúcares, el consumo de azúcar añadido es de 28.8 g al día, un 7.3% del valor calórico total.”

Por lo tanto, el patrón de ingesta en relación a los denominados “azúcares libres” o “añadidos” se encuentran en línea con las recomendaciones de ingesta realizadas por la OMS de un máximo de 10% de azúcares libres (azúcares añadidos).

 

Referencias:

  • World Health Organisation (2003) “Diet, nutrition and the prevention of chronic diseases”. Technical Report Series 916. WHO, Geneva.
  • EFSA Panel on Dietetic Products, Nutrition and Allergies (NDA). EFSA Scientific Opinion on Dietary Reference Values for carbohydrates and dietary fibre. EFSA J. 2010, 8, 1462.
  • World Health Organization. Sugars Intake for Adults and Children. Guideline; World Health Organization: Geneva, Switzerland, 2015.
  • Rippin H, Hutchinson J, Evans C, Jewell J, Breda J, Cade J. Adult nutrient intakes from current national dietary surveys of European populations. Nutrients 2017;9.
  • Adecuación de la ingesta de azúcares totales y añadidos en la dieta española a las recomendaciones: estudio ANIBES. Nutrición Hospitalaria, vol. 34, supl. 4 (2017)
FacebookTwitterEmailPrint

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 + 3 =

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies